martes, 6 de marzo de 2012

Stay

Con esas 4 letras consiguió hacer que todo cambiara, que por una vez fuera yo la que se sintiera especial e importante. "No quiero que te vayas". He dicho tantas veces esa frase que escucharla en sus labios me pareció un sueño.

B. tiene la capacidad de sonreír como un niño pequeño siendo un adulto con perspectivas de futuro serias, de ésas que mis parejas no han tenido nunca.

B. es el chico inteligente de la clase, el empollón. El incomprendido, tímido y quizá algo distante delegado que todos los profesores intentan hacer que convenza a sus compañeros de que el día del examen es el que se puso en primera instancia y modificar la fecha no es viable. También es el que se queda hasta altas horas de la madrugada haciendo trabajos en los que la perfección no puede ser sino una constante.

Ver una exposición de pintura flamenca, comprar gominolas, caminar bajo la lluvia, hablar de arquitectura y que un chico llevase zapatos, abrigo de paño, bufanda y chaleco creí que era imposible de aunar en una sola tarde y sin embargo hoy ha sucedido.

¿Quién dice que la vida no puede ser maravillosa? La tarde de hoy ha sido un regalo y he sabido aprovecharlo. Gracias a quien corresponda por ponerlo en mi camino.

3 comentarios:

  1. Otro más??? Primero un cantante y ahora otro diferente??? Pero esto que es??? Libertinaje!!!! jajajaja

    Me alegro de que tengas una vida sentimental tan próspera por momentos. xDD

    Un biquiño!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. ¿Vida sentimental próspera? ¡Pero si con ninguno pasó nada! :( Ya me hubiera gustado ya. Una foto y una tarde entretenida, respectivamente. ¡Vaya resumen más...definitivo! jajaja

      ¡Biquiños meu!

      Eliminar

Si todo es imperfecto en este mundo imperfecto, el amor es lo más perfecto de todo precisamente por su perfecta imperfección.